¿Cómo consumir el naproxeno 500 mg y sus variaciones?

Al recurrir a uno de estos medicamentos en el mercado, nos podemos encontrar con una gran cama de opciones, cuya utilidad se hace bastante evidente según la presentación a la cual se desea acceder; ya sea naproxeno 500 mg¸ 550 mg, 250 mg o 275 mg.

Cada una de sus presentaciones reacciona en nuestro cuerpo de manera eficiente, y albergando un gran repertorio de beneficios, según la enfermedad de la cual estamos hablando.

El naproxeno es uno de los medicamentos más recomendados por médicos y farmacéuticos, pese a que su uso es en algunos casos por medio de prescripción médica, se está logrando omitir esta para su acceso.

Pese a lo anterior muchos de los problemas a los que los pacientes se enfrentan radican en no diferenciar cada una de sus presentaciones.

Se puede encontrar una serie de opciones que varían en sus cantidades, las más usadas se estandarizan en 550 mg, 500 mg, 275 mg y 250 mg, siendo la más usada en naproxeno 500 mg en donde cada una de estas va a depender de la prescripción médica, para acceder a un tratamiento con estos analgésicos es importante tener una idea clara de en qué momento se debe consumir cada una.

¿En qué momentos consumir esta variante de naproxeno 500 mg?

Antes de dar una serie de sugerencias para hacer de su consumo algo más ameno, es importante que siga a cabalidad todas las sugerencias de su médico o farmacéutico en caso de que este tratamiento este regido bajo una formula médica.

Cabe resaltar que cada una de las presentaciones del naproxeno se debe consumir  según los factores que su respectivo médico tiene en consideración.

Estos factores radican en el tipo de lesión que tengas, y ante todo la marca que vayas a consumir debe estar estipulada por la concentración que necesites, pues algunos laboratorios lo suelen concentrar más que otros.

Por otra parte hay una serie de factores personales que se deben dar a consideración, como tu peso y edad, siendo estos determinantes en el grado de concentración que necesites.

A continuación de mencionaremos algunos casos en los cuales deberás consumir cada una de sus presentaciones.

  • Para dolores menstruales: Para estos dolores es recomendado que se consuma una dosis más alta de naproxeno dejando como opciones una concentración entre 500 y 550 miligramos, dejando como intervalo un tiempo de 12 horas.

Otros médicos recomiendan un consumo menor el cual radica en dejar un intervalo de únicamente 6 horas.

  • Dismenorrea: para esta afección se recomienda una dosis inicial de naproxeno 500 mg, los días posteriores al inicial, generalmente tienen una duración de cuatro, la dosis de este analgésico puede llegar a disminuir considerablemente hasta llegar a una dosis única de 250 mg.
  • Casos de gota aguda: esta es otra de las afecciones para las cuales se hace uso del naproxeno 500 mg, debido a su alto grado de concentración en la composición química de este medicamento es bastante usado iniciando con una dosis máxima de 500 mg se busca llegar a una porción de 250 mg, siendo esto paralelo a la mejora de los pacientes.

 

 

Entradas relacionadas: